HISTORIA: Gestión del tráfico aéreo

Inicio » Noticias » HISTORIA: Gestión del tráfico aéreo

El papel crucial de la gestión del tráfico aéreo (ATM) en los primeros 100 años de la aviación comercial regular.

La aviación comercial es responsable de muchas cosas positivas. Desde su primer vuelo, hace ya cien años, la aviación ha sido un motor de desarrollo y crecimiento. Ha impulsado los avances científicos y de ingeniería, y ha reescrito las reglas del comercio y de la conectividad. En total, la aviación genera 2,2 billones de dólares de actividad económica y casi 57 millones de puestos de trabajo.

El control del tráfico aéreo (ATC) y la gestión del tráfico aéreo (ATM) son la espina dorsal de la aviación comercial, cuyo principal objetivo es la seguridad y eficiencia de los vuelos.

En aquel primer día, en 1914, del vuelo pilotado por Tony Jannus a través de la Bahía de Tampa, Florida, el ATC no era necesario, pero pronto se hizo evidente la necesidad de un servicio que solo el ATC podía suministrar.

El primer servicio esencial: la comunicación. En el inicio de la aviación, hubo pocos o ningún medio para comunicarse con la aeronave una vez en el aire. La radio y el código Morse vinieron a continuación. Los mensajes cortos podían ser transmitidos a tierra. El desarrollo de la radio de alta frecuencia y, más tarde, de muy alta frecuencia —o VHF— permitió mantener un contacto constante entre aire y tierra. La radio de VHF sigue siendo la base de la mayoría de las comunicaciones que se utilizan hoy en día.

La navegación es el segundo servicio fundamental. Los primeros pilotos utilizaban mapas del terreno para trazar la ruta. A medida que los aviones se hacían más robustos y capaces de volar distancias más largas —a menudo a través de vastas zonas escasamente pobladas—, crecía la necesidad de centrarse en las necesidades de los pilotos. Al principio, se pintaba el nombre de la ciudad en los tejados de los edificios grandes, como graneros y terminales de aeropuerto; más tarde, se instalaron grandes flechas en el suelo, iluminadas con antorchas por la noche.

En la década de 1920, una red de estas flechas —algunas aún visibles— mostraba la ruta para el transporte aéreo de correo. Las flechas señalaban el camino de forma segura y eficiente a los aviones que transportaban el correo durante los vuelos nocturnos a través de los Estados Unidos.

El tercer servicio clave es el de vigilancia, o seguimiento de la aeronave, y lo que es muy importante: permite conocer la ubicación exacta de un avión con relación a otro. Solo así, junto con la comunicación, se puede garantizar la seguridad aérea.

Pero, sin duda, el gran avance que revolucionó el control aéreo fue el radar durante la Segunda Guerra Mundial. Con el radar, los controladores podían ver los aviones con precisión, y con la radio UHF, comunicarse con la aeronave. Así, la separación se convirtió en un arte. Estas herramientas permiten a los controladores mantener más aviones en un área de forma segura y dirigir sus movimientos dentro y fuera de los aeropuertos, así como a través de los cielos.

El Convenio de Chicago (1944) obliga a los todos los Estados a garantizar servicios de navegación aérea para la aviación comercial. Desde entonces, los países de todo el mundo cumplen su obligación con notable éxito. En muchos de ellos, el proveedor de servicios de navegación aérea (ANSP) se ha convertido en una voz fuerte e independiente para la prestación de servicios, seguridad y fiabilidad.

Esto no puede realizarse individualmente, y los ANSP son un claro ejemplo de la necesidad de colaboración y cooperación a lo largo de toda la cadena de valor de la aviación. El futuro de la aviación comercial en los próximos cien años será tan emocionante como han sido los primeros cien años. CANSO, la organización de servicios de navegación aérea civil, vela para que los próximos cambios, los desafíos y el crecimiento sigan siendo gestionados de manera segura, fiable y eficiente.

Por Civil Air Navigation Services Organisation (CANSO), portavoz global del sector de servicios de navegación aérea.

Fuente: http://www.flying100years.com/

Comentar

 

Archivo

ruben-dario

“El Príncipe de las Letras Castellanas”. “Padre del Modernismo”
Rubén Darío.

NOTAM

NOTAM – A0135/17 NOTAM – A0135/17 MNMG.- 1711232000/1711232200 RADAR SECUNDARIO DE VIGILANCIA NO UTILIZABLE. A0135

AIC

AIC – A25-2017 AIC – A25-2017 A25-17 Alerta Fiebre Amarilla. A25-17 Alerta Fiebre Amarilla