TENDENCIAS: Política de visados más simple puede ayudar a las compañías aéreas

Inicio » Noticias » TENDENCIAS: Política de visados más simple puede ayudar a las compañías aéreas

A principios de este año, en adelanto de la visita del vicepresidente chino Xi Jinping a Los Ángeles, EE.UU, el secretario de Comercio, John Bryson, convocó a una reunión-almuerzo a alrededor de 20 líderes empresariales del sur de California.

El promocionó las exportaciones estadounidenses a China, que el año pasado superaron los US $ 100 mil millones por primera vez. Yo le señalé que el gasto de los visitantes chinos, considerado como un producto de exportación de EE.UU., fue de $5 billones de dólares en 2010.

En otras palabras, sólo los dólares turísticos representan el 5% de las exportaciones estadounidenses a China. Resulta que los viajeros chinos son considerados los turistas que más gastan de todos los visitantes internacionales que llegan a Estados Unidos. Cada uno gasta más de $ 6,500 por viaje.

Un estudio realizado por la Corporación de Desarrollo Económico del Condado de Los Angeles señaló que los viajes transoceánicos desde el aeropuerto internacional de Los Angeles añaden $ 623 millones en la producción económica y $ 156 millones en salarios por año.

Hay que considerar también que Air China tiene una orden de $ 10,7 mil millones de dólares de aviones de fuselaje ancho americanos, pensado principalmente para vuelos con destino a los EE.UU. Estos aviones son también exportaciones, y los los pedidos se debe principalmente a los pronósticos de los viajes a EE.UU. por ciudadanos chinos.

Eso suena alentador, -hasta que nos fijamos en otro conjunto de números. En 2010, 3,7 millones de chinos visitaron Europa- y sólo 750.000 los EE.UU., a pesar del hecho de que EE.UU. se ubicó como el destino No. 1 en una encuesta en China. Ese mismo año, Japón, que tiene una décima parte de la población de China, y Corea del Sur, que es 27 veces menor, enviaron 3,4 millones y 1,1 millones de visitantes a los EE.UU, respectivamente.

El principal impulsor de esta desconexión: tanto Corea del Sur y Japón son los participantes en el Programa de Exención de Visas de EE.UU., lo que significa que en la mayoría de los casos sus ciudadanos no necesitan visa para visitar EE.UU. No hace falta ser un genio para ver que hay un huevo de oro a la espera de ser cosechado. ¿Qué pasa si duplicamos el número de visitantes chinos, o el triple de eso? Imagine los beneficios económicos y la creación de empleo.

EE.UU. tiene que encontrar una manera de facilitar que los ciudadanos chinos puedan visitar ese país. El proceso de solicitud de visa es oneroso, impredecible y, a veces degradante. La draconiana política de visados puesta en marcha después de los ataques del 9/11 requiere que cada solicitante de visa debe ser entrevistado en persona, ya sea él o ella una líder de negocios o una abuela de 70 años de edad. Este requisito ha abrumado tanto el sistema, que los tiempos de espera para una entrevista pueden llegar a los cuatro meses. La carga que pesa sobre el solicitante a presentar pruebas de que él o ella regresará es tremendo. El resultado es impredecible: Casos abundan donde altos ejecutivos en bien establecidas empresas chinas son rechazados, o un marido es aprobado y su esposa rechazada.

Nosotros, en Air China pusimos en marcha nuestra campaña para reforma de la visa hace más de seis años atrás, cuando di un discurso titulado “Casualidad o conspiración.” Nuestra inspección encontró que las compañías aéreas EE.UU. operan el doble de la cantidad de veces que las aerolíneas chinas que realizan vuelos transpacíficos y se emiten tres veces más visas a los estadounidenses que visitan China, que los chinos que visitan los EE.UU. La proporción sugiere una conspiración de facto que estancaría el crecimiento de las aerolíneas chinas en el mercado de los EE.UU. y China.

Esto fue una conversación controversial, pero queríamos empezar un debate que se esperábamos, condujera a una solución. Creíamos que el argumento económico era tan claro que una resolución llegaría a la mano rápidamente.

Después de todo, EE.UU. está abierto para los negocios y el riesgo de seguridad de los visitantes chinos que cometan ataques terroristas es prácticamente cero. No podría haber estado más equivocado. Durante cinco años, no teníamos prácticamente nada que mostrar por nuestro duro trabajo, a pesar de la asistencia de liderazgo de la Asociación de Viajes de EE.UU. y el apoyo de una amplia coalición de industrias, grupos de apoyo, estados y ciudades.

Finalmente, el 19 de enero de este año-y como telón de fondo Walt Disney World-, el presidente Barack Obama anunció una nueva orden ejecutiva dirigida a la promoción de viajes a los EE.UU. facilitando el proceso de la visa y reduciendo los trámites para los viajeros procedentes de China y Brasil. “Queremos darles la bienvenida “, dijo el presidente.

Queda por ver cómo la orden ejecutiva se llevará a cabo, pero los primeros signos son alentadores. El embajador de EE.UU. en China, Gary Locke, es un ex secretario de Comercio y entiende profundamente el valor de los viajes y el turismo. Él es un firme defensor de la eficiencia del gobierno y ha tomado ya medidas para agilizar el proceso de solicitud de visado.

La misión de nuestra industria es unir a la gente. Nada promueve la comprensión y la amistad y nada disipa los malentendidos mejor que teniendo los pies en el suelo para ver y creer. Podemos finalmente ser capaces de unir a más gente, en este caso, chinos y estadounidenses.

BIOGRAFÍA- DR. ZHIHANG CHI

Como Vicepresidente y Gerente General para América del Norte, el Dr. Chi Zhihang gestiona todos los aspectos del negocio de Air China en la región desde sus oficinas centrales en Los Ángeles. En su papel, el Dr. Chi supervisa más de 90 sedes en EE.UU. con empleados de Air China, la comercialización y las operaciones para los 32 vuelos de pasajeros entre América del Norte y China.

La amplia experiencia del Dr. Chi en la industria aérea, su visionario liderazgo y la pasión en la promoción de una relación más estrecha y mutuamente beneficiosa entre China y América, acreditan la expansión de Air China y el crecimiento sostenido en América del Norte, sobre todo en Los Ángeles.

Él es un solicitado orador en temas que van desde las relaciones EEUU-China, el comercio, el turismo y la aviación. En noviembre de 2011, el Dr. Chi recibió el prestigioso premio chino Liderazgo de Negocios de la US- China Policy Foundation. Cada año, la fundación sin fines de lucro ubicada en Washington DC, rinde homenaje a las personas que han hecho valiosas contribuciones para la promoción de un mayor entendimiento entre los legisladores estadounidenses y chinos, y funcionarios del gobierno.

Como resultado del esfuerzo determinado del señor Chi y el compromiso a maximizar y utilizar todos los recursos disponibles en la mejora de la economía local, mientras que al mismo tiempo, aumentar la competitividad de Air China y la penetración de mercado – a los viajeros internacionales – sobre todo los pasajeros de negocios entre Los Ángeles y Pekín, los pasajeros poseen más opciones con el nuevo segundo vuelo diario de Air China sin escalas entre Los Ángeles y Pekín, que comenzó el 1 de septiembre de 2011. El vuelo adicional ha creado excelentes conexiones a destinos tan importantes como la India, Vietnam, Filipinas, Tailandia, etc.

Más importante aún, de acuerdo con un estudio de Los Angeles Economic Development Corporation (LAECD), la organización de desarrollo económico del Sur de California, un vuelo transoceánico , de promedio diario, ida y vuelta, de aviones de fuselaje ancho desde/a LAX genera $ 623 millones en la producción económica anual y mantiene 3.120 empleos directos e indirectos en el sur de California, con salarios anuales de $ 150 millones.

El 1 de febrero de 2012, el vuelo de la tarde de Los Ángeles- Beijing de Air China, CA 988/CA 987 fue modernizado a la nueva generación Boeing 777-300ER, el 1 de junio de 2012. Air China es la única aerolínea que ofrece servicio sin escalas entre Los Ángeles y Beijing. Air China tiene previsto modernizar su vuelo Nueva York-Beijing con un B777-300ER, en noviembre de este año, mientras que el vuelo San Francisco-Beijing se modernizará a 777 a principios de 2013.

La experiencia del Dr. Chi, la capacitación y formación académica le han preparado bien para los desafíos de su cargo como jefe de Air China en América del Norte. Él trabajó en una serie de cargos para Northwest Airlines desde 1994 hasta 2003. Durante sus años en Northwest, desarrolló y gestionó una serie de alianzas estratégicas con otros operadores internacionales, especialmente con las compañías aéreas chinas. Se incorporó a Air China en 2004 y ha llevado a la compañía a un crecimiento sin precedentes de la empresa, e importantes inversiones en contribución a la economía de California. Antes de ser ascendido a Vicepresidente y Gerente General para América del Norte en abril de 2008, el Dr. Chi fue Gerente General de Western USA durante dos años hasta noviembre de 2006. Antes de esto, fue el responsable de la oficina de Air China de Los Ángeles.

La defensa implacable del Dr. Chi para la liberalización de visados para los visitantes chinos le ha convertido en una figura familiar para los miembros de alto rango del Congreso de los EE.UU, Departamento de Estado, y el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., con quien se ha reunido personalmente.

Fluído en inglés y chino, la experiencia de Dr. Chi lo califica particularmente para hablar sobre China y las relaciones entre EEUU y China.

El Dr. Chi nació en China y es nacionalizado estadounidense. Obtuvo su doctorado y maestría de la Sloan School of Management of Massachusetts Institute of Technology (MIT) y recibió su título de licenciatura y una maestría de la Universidad de Pekín, en Beijing.

Fuente: www.aviationweek.com /Comite Editorial AeroLatinNews

Comentar

 

Archivo

“El Príncipe de las Letras Castellanas”. “Padre del Modernismo”
Rubén Darío.

NOTAM

L.N.Validos  JUL-20 L.N.Validos JUL-20 L.N.Validos JUL-20

AIC

A0072 GLIDE SLOP IMGA A0072 GLIDE SLOP IMGA A0072 GLIDE SLOP IMGA