Tecnología de punta para que no se pierdan las maletas

Inicio » Noticias » Tecnología de punta para que no se pierdan las maletas

Los pasajeros detestan perder las maletas y las aerolíneas, que gastan más de US$3.000 millones al año rastreando y entregando equipaje extraviado, también. En vez de tan sólo agregar más mano de obra para mover más rápido el equipaje, las aerolíneas y los aeropuertos están introduciendo escáners avanzados y etiquetas que emiten señales de radio para mejorar el seguimiento a las maletas en aeropuertos como los de Ámsterdam y Las Vegas.


Tras bambalinas, las líneas aéreas analizan los datos de los pasajeros y sus itinerarios para predecir problemas y mover más rápido las maletas de pasajeros que tienen poco tiempo para tomar su conexión.


Y finalmente descubrieron cómo hacer que los sistemas de distribución automática de equipaje funcionen, superando experiencias como la del Aeropuerto Internacional de Denver durante la década de los 90, cuando el sistema de tecnología de punta falló continuamente.


Las aerolíneas han intensificado la presión sobre si mismas al cobrar a los pasajeros entre US$15 y US$100 por registrar su maleta. Los cargos ayudan a compensar las pérdidas de las líneas aéreas durante su mayor declive en años, pero tienen el potencial de irritar por partida doble a los usuarios si el equipaje no llega a su destino.


“Nuestra industria ha sido lenta a la hora de adoptar nuevas tecnologías, especialmente cuando se trata del procesamiento de pasajeros y equipaje, pero vamos avanzando”, dice Catherine Mayer, vice presidenta de SITA, una compañía creada por las aerolíneas y los aeropuertos que procesa los datos de equipaje, entre otros servicios.


SITA calcula que casi 33 millones de maletas, cerca de 1,4% de todas las que se registran en el mundo, se extraviaron el año pasado. Las aerolíneas gastaron en promedio US$100 por maleta para rastrearla, enviarla y compensar al pasajero. “Perder equipaje es perder dinero”, dice Nils Ecke, vicepresidente de procesos globales y servicios en tierra de la aerolínea alemana Deutsche Lufthansa AG.


Ecke supervisa las operaciones de equipaje de Lufthansa en su centro de operaciones en esta ciudad y mantiene una estrecha coordinación con Fraport AG, el dueño del aeropuerto. La alianza ha reducido la tasa de maletas extraviadas de 3,9% en 2006 a 1,6% este año, dice Ecke.


Una clave para un mejor manejo de las maletas son los códigos de barras de las etiquetas de registro. Introducidos por primera vez hacia 1990, ahora se encuentran en todo el mundo pero no siempre se puede leer la información debido a que las aerolíneas y los aeropuertos tienen sistemas de computación que a menudo no se comunican entre sí. Lufthansa y Fraport han hecho un gran esfuerzo por unir sus datos sobre la localización de aviones y maletas.


En la pista, los empleados de Fraport usan escáners de Datalogic SpA para registrar cada maleta o contenedor de equipaje que vaya hacia o desde un avión. Las maletas vuelven a ser escaneadas cuando entran al sistema automatizado de distribución de equipaje, que las escanea repetidamente para decidir a dónde deben ir.


El flujo constante de información le permiten a Lufthansa y Fraport localizar casi cualquier maleta en cuestión de segundos. Sin embargo, cerca de 15% de los códigos de barras a nivel mundial no se leen bien, lo que obliga a que las maletas sean procesadas a mano y aumente la posibilidad de encontrar problemas, dice Brian O’Rourke, quien dirige los servicios de aviación de International Business Machines Corp.


 Por lo tanto, IBM trabaja con sus socios Motorola Inc. y Vanderlande Industries BV, una empresa holandesa que fabrica sistemas de distribución, para lograr que la industria aérea use en sus etiquetas el sistema de identificación por radiofrecuencia, o RFDI, el cual es 99% certero, dice O’Rourke. Cada etiqueta con RFID emite una firma única que los sensores detectan para ubicar el objeto. El sistema ya se está usando ampliamente en otras industrias, como la minorista, que lo utilizan para gestionar sus inventarios.


IBM y Vanderlande recientemente instalaron equipos de RFID en el Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam. Los aeropuertos usualmente pagan por la instalación, la cual puede costar millones de dólares y luego recuperan la inversión en comisiones que le cobran a las aerolíneas a lo largo de varios años. Las líneas aéreas generalmente pagan por las etiquetas RFID, las cuales actualmente cuestan 15 centavos de dólar cada una, frente a unos pocos centavos por la versión tradicional con códigos de barras.

Fuente: online.wsj.com

Comentar

 

Archivo

sandino

Augusto Cesar Sandino, El General de Hombres Libres. Defensor de la Soberanía Nacional

NOTAM

NOTAM – A0098/17 NOTAM – A0098/17 MNMG.- 1708162000 / 1708162300 SISTEMA DE OBSERVACION METEOROLOGICA AUTOMATIZADO (AWOS)...

AIC

AIC – A23-2017 AIC – A23-2017 AIC – A23-2017 RTAs Diferencias declaradas. A23-17 RTAs Diferencias Declaradas