Protagonistas de la Aviación

Inicio » Noticias » Protagonistas de la Aviación

José Pazó Montes, ingeniero aeronáutico, piloto y constructor de aviones

En esta semana que termina, en concreto, el día 24, se cumplieron 73 años del vuelo de José Pazó Montes, ingeniero aeronáutico, piloto y constructor de aviones, con el que se pasó de la zona republicana a la nacional. Antes de la guerra este pionero pontevedrés asociado con un compañero y amigo: González Gil, uno de los más competentes ingenieros aeronáuticos de España en ese momento, y uno de los escasos miembros legales del partido comunista, habían fundado una pequeña fábrica de aviones que denominaron G.P. combinando las iniciales de sus apellidos.


Habían ganado un concurso del gobierno de la República para suministrar 200 aviones con la finalidad de utilizarlos en la formación práctica de pilotos del Ejército del Aire. Ya habían suministrado 40 aparatos: 39 biplazas GP-1 (abiertos) y GP-2 (con cabina cerrada) todos de 60 caballos y 1 GP-4 de 90 . Pazó se encontraba trabajando en Barajas cuando el 18 de julio de 1936 tiene lugar el Alzamiento Nacional.


Se subleva junto con 15 compañeros más y son reducidos y trasladados en dos camionetas, a los ocupantes de una de ellas los mataron a todos según iban bajando de la misma en una parada del trayecto. A los de la otra, donde iba Pazó, los llevan a la checa de la calle Marqués de Riscal. Donde los torturan con palizas constantes durante tres días, al cabo de los cuales aparece un carpintero que trabajaba o había trabajado en la fabrica de aviones que le salva la vida y le facilita la fuga.


Anduvo de vagabundo por Madrid y alrededores y se fue acercando a Cuatro Vientos donde consigue trabajo, pronto se dieron cuenta de su valía. Y rápida y progresivamente fue ascendiendo. Desde el primer momento se dio cuenta de que su lugar no estaba allí sino en la zona nacional y enseguida empezó a trazar un plan para pasarse a la misma. En esto le ayudó mucho un compañero y amigo también ingeniero, Arias Salgado, hermano del futuro ministro de lo que luego fue Información y Turismo con Manuel Fraga que le sucedió en el cargo y cambió el nombre del ministerio.


En un momento dado la industria aeronáutica de la República necesitó trasladar urgentemente una partida de culatas para los motores de los Breguet- 19 a Barcelona. Enterado de este menester se ofreció a trasladar las que pudiese en el prototipo, por ser el primero de los G.P.- 4 que se construyeron, que ya era un avión de cuatro plazas y 90 caballos como hemos dicho. Fue designado por ser el constructor de dicho aparato y el único piloto que lo había manejado hasta entonces.


En el último momento quisieron introducirle un pasajero, del cual se liberó aduciendo problemas de peso, si había que llevar a dicho pasajero seis culatas tendrían que quedarse en tierra, porque el avión tenía escasa capacidad de carga.


El 24 de septiembre José Pazó despega de Cuatro Vientos y una vez en el aire al Norte de Madrid desvía el vuelo hacia Villanubla en Valladolid. En cuanto llega intenta tomar tierra y le disparan desde tierra, hace un segundo intento y le vuelven a disparar, Valladolid estaba en zona nacional y su avión tenía librea republicana.


Aprovechó la marea baja


En vista de la situación decide volar a Pontevedra para aterrizar en la Junquera, en cuya pista ya había aterrizado más de una vez. Se trataba de un escueto aeródromo en zona pantanosa con juncos que le daban el nombre, cerca del río. Una vez allí no puede aterrizar porque había vacas pastando en la pista o zona de aterrizaje y se dirige, ya con muy poca gasolina en el depósito, a la playa de la Lanzada, al llegar ve facilitado su intento por encontrarse en bajamar siendo viva la marea y aterriza sin problemas.


Nada más aterrizar tras un escueto rodaje, se paró el motor y no volvió a encender por haber agotado el combustible. Su temor fue la marea, “en cuanto suba me anega el avión” pensó. Enseguida empezaron a llegar lugareños curiosos que avisados del problema se encargaron de traer una yunta de bueyes que remolcaron al avión hasta la arena seca.


Al poco es detenido por la Guardia Civil, porque había llegado pilotando un avión con librea republicana. Adujo que se había escapado de la zona roja como pudo, el hecho trascendió y Ernesto Baltar, prestigioso abogado de Pontevedra, le ayudó informando al general Mola (director del Alzamiento Nacional) que se encontraba a la sazón en Villagarcía, desde hacía uno o dos días, de descanso en casa de la familia Garra.


Entonces pudo hablar con José Pazó por teléfono y le envió un coche con un chófer que recogiéndolo en Pontevedra, lo trasladó a Villargarcía. Allí lo entrevistó durante tres horas recabando información de la situación en Madrid y en Cuatro Vientos. Y al final le proveyó de un salvoconducto con el cual ya no tuvo problemas con las autoridades de Pontevedra.


Ernesto Baltar le arregló la burocracia para el suministro de gasolina y el permiso para despegar desde la Lanzada con el G.P.-4, rumbo a Matacán en Salmanaca, previamente le pintaron una franja amarilla pegada a la roja republicana que tenía en el timón de dirección. Ya en Salamanca le cambiaron la librea republicana por la nacional.


En cuanto acabó la guerra Pazó salió disparado para Madrid para testificar a favor de su amigo y compañero que le había ayudado en su paso a la zona nacional, el ingeniero Arias Salgado que permaneció en la zona roja (republicana) durante toda la contienda y estaba sometido a un juicio de guerra, le salvó la vida, pero no pudo salvarle la carrera. Franco estaba por entonces en Salamanca, todavía no se había trasladado a Burgos, enterado de las peripecias de Pazó lo visitó en Matacán y le obsequió con una foto dedicada de su puño y letra.


Hacía pocos días que había sido nombrado por la “Junta de Defensa Nacional” y por unanimidad, jefe supremo y único de todas las fuerzas nacionales, en una reunión celebrada precisamente en la base aérea de Matacán (21-IX-36), pero dicho nombramiento no trascendió al público y a los medios hasta el próximo primero de octubre. Día que figuró desde entonces como el de la Exaltación de Franco a la Jefatura del Estado.

Fuente: www.elcorreogallego.es

Comentar

 

Archivo

ruben-dario

“El Príncipe de las Letras Castellanas”. “Padre del Modernismo”
Rubén Darío.

NOTAM

NOTAM – C0104/17 NOTAM – C0104/17 MNPC.- 1711161930 / 1711162130 VOR/DME IDENTIFICACION PZA CANAL 76X FRECUNECIA 112.9...

AIC

AIC – A25-2017 AIC – A25-2017 A25-17 Alerta Fiebre Amarilla. A25-17 Alerta Fiebre Amarilla