El 11-S y las nuevas reglas para viajar

Inicio » Noticias » El 11-S y las nuevas reglas para viajar

Los expertos coinciden: luego de aquel “martes negro” los aeropuertos y la aviación civiles sufrieron grandes cambios en materia de seguridad que han hecho de este transporte un sistema aún más confiable, pero al mismo tiempo la falta de estándares globales han provocado caos y falta de coordinación en el sector.


“Ha habido cambios dramáticos en varios sentidos”, comenta a El Economista, Ana María Salazar, especialista en temas de seguridad nacional que fuera ex asesora de Bill Clinton.


En primer lugar, enumera, -la también subsecretaria adjunta de Defensa para Política y Apoyo Antidrogas del Pentágono-, existe más cooperación entre los países para el intercambio de datos sobre viajeros o posibles viajeros.


Tal es el caso del acuerdo existente entre la Unión Europea y Estados Unidos, vigente desde el 2006 y por el que las aerolíneas facilitan cierto número de datos de los viajeros a las aduanas. En segundo lugar, cobró mayor fuerza la adopción y desarrollo de tecnologías para la revisión de pasajeros y equipaje.


Salazar hizo ver igualmente que en la historia de la aviación civil han ocurridos Escenarios trágicos que cambiaron para siempre el rostro del sector: el 11-S, por supuesto, y la primera ola de atentados islámicos que tomó por sorpresa al mundo a finales de los 60 y en la década de los 70. “Antes de esos años, a ninguna persona la revisaban. La gente llegaba directamente a la sala de espera”, dijo.


En cambio hoy, el pasajero debe llegar al aeropuerto con dos horas de anticipación a sabiendas de que será sometido a diversas tácticas de revisión, muchas criticadas como una invasión a la privacidad. En ese sentido la experta expresa que éste es un tema de percepción social ya que, por ejemplo, en Israel, que ha sido el objetivo de atentados islámicos, se realizan incluso cateos físicos que son aceptados por el viajero dado el contexto. De hecho, las personas deben llegar tres horas antes del despegue de su vuelo.


Los desafíos


Por su parte, el vocero para América del Norte de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Steve Lott, en charla con El Economista desde Washington, afirma que los actuales procedimientos globales de revisión fueron diseñados precisamente en los años 60, con la única diferencia de que actualmente se ha incorporado tecnología del siglo XXI.


Sin embargo, Lott reconoce que estos procesos son empleados de maneras diferentes y con distinto rigor en los países. Y por si fuera poco, el trabajo hecho en el aeropuerto de origen termina siendo replicado en el aeropuerto de destino. Todo esto causa frustración en los pasajeros.


“Las personas siempre deben esperar en los aeropuertos una experiencia en seguridad, pero también deberían esperar confort. Necesitamos nuevas tecnologías, pero sobre todo nuevas maneras de pensar la seguridad” con el objetivo de hacerla más fácil para los usuarios y más homogénea en todo el mundo, asegura Lott.


El portavoz explica que luego de los atentados del 2001, el sector a nivel mundial adoptó múltiples medidas, y aunque difieren en cada país, existen generalidades como: modificaciones estructurales de las aeronaves, contratación de personal y adopción de tecnología para la multiplicación de procesos de revisión, así como intercambio de datos de pasajeros entre países.


El representante de IATA dice que “no hay duda de que somos más seguros que antes del 11-S”. Sin embargo, enfatiza que la IATA trabaja con los gobiernos para coordinar los procedimientos y estándares que le den consistencia a la seguridad aérea mundial.


En ese sentido, detalla Lott, entre otras disposiciones, lo que se busca es que una misma tecnología sea utilizada en todos los países, que las solicitudes de datos de pasajeros se rijan bajo un mismo formato e incluso algo sumamente simple: que se incorpore en cada aeropuerto del planeta un sistema de señalización universal que informe a los pasajeros sobre lo que se les revisará.


Dentro de las nuevas tecnologías se busca impulsar también el uso generalizado de mecanismos biométricos, como la lectura del iris, que es ya utilizado en programas piloto de los aeropuertos de Schiphol, en Amsterdam, y Heathrow, en Londres. Finalmente, el vocero de la asociación afirma que el actual sistema de transporte aéreo “es el mejor, el más seguro que tenemos”, no obstante, “es siempre un blanco potencial y no podemos bajar la guardia ni aflojar la seguridad. Necesitamos permanecer alertas todo el tiempo”.


Los gajes de un oficio


“En Estados Unidos, con cierta frecuencia, nos toca esperar hasta dos o tres horas para despegar porque nombres de pasajeros o incluso de tripulantes de la aerolínea coinciden con la lista negra de sospechosos del gobierno estadounidense, y entonces son retenidos para interrogarlos”, cuenta para este rotativo Ernesto Patiño, sobrecargo de Mexicana de Aviación.


Con más de 10 años de servicio en el aire, Ernesto viaja varias veces al año a diversos destinos en América del Norte, Centro, Sudamérica y Europa, por lo que ha sido testigo de las transformaciones del sector aéreo en materia de seguridad y de cómo éstas han cambiado su rutina de trabajo.


Cuenta tras los atentados islámicos del 11 de septiembre del 2001, el entrenamiento y la capacitación para las tripulaciones comenzó a incluir técnicas antisecuestro. En EU -afirma- las medidas son más rigurosas, al punto de tocar la prepotencia. En cambio, revela que en países de AL los procesos son un poco más laxos.

Fuente: eleconomista.com.mx

Comentar

 

Archivo

sandino

Augusto Cesar Sandino, El General de Hombres Libres. Defensor de la Soberanía Nacional

NOTAM

NOTAM – A0098/17 NOTAM – A0098/17 MNMG.- 1708162000 / 1708162300 SISTEMA DE OBSERVACION METEOROLOGICA AUTOMATIZADO (AWOS)...

AIC

AIC – A23-2017 AIC – A23-2017 AIC – A23-2017 RTAs Diferencias declaradas. A23-17 RTAs Diferencias Declaradas