Posible fin de la recesión en EU, pero no de los tiempos difíciles

Inicio » Noticias » Posible fin de la recesión en EU, pero no de los tiempos difíciles

Cuando Ben Bernanke creyó a mediados de marzo ver los primeros “brotes verdes” en medio del desolado panorama económico, muchos se burlaron del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).


Ahora, casi cinco meses después, Bernanke parece haber demostrado un buen olfato. Cada vez hay más indicadores sobre lo que parece ser el anhelado giro coyuntural en la primera economía mundial. Los datos del gobierno difundidos hoy demuestran que el retroceso económico ha moderado su ritmo en el segundo trimestre.


Pero aunque lo peor parece haber pasado ya, nadie cae en un júbilo excesivo en vista de la esperada recuperación. “


¡La recesión ha terminado!”, anunció por ejemplo la revista “Newsweek” en su reciente edición, sólo para agregar con discreción: “Mucha suerte, para que puedan sobrevivir a la recuperación”.


Algunos economistas esperan que en el tercer trimestre se registre por fin un crecimiento, tras cuatro periodos consecutivos en negativo. Pero no sólo los más pesimistas entre los agoreros esperan una recuperación extremadamente lenta.


Lo que da pie a más nerviosismo es que la situación en el mercado laboral continuará empeorando durante un buen tiempo. La Fed espera que la tasa de desempleo llegue a su punto cumbre sólo a comienzo de 2010, con una cifra de dos dígitos. Por ahora, ya llegó al 9,5 por ciento en junio, la tasa más alta en 26 años.


Por lo menos el fin del desplome económico parece cada vez más cercano. Después de los miles de millones de dólares inyectados en el maltrecho sistema financiero por la Fed y el Departamento del Tesoro y la intervención del gobierno de Barack Obama con un paquete de más de 787.000 millones de dólares, nadie duda de que con ello se pudo evitar lo peor.


El producto interno bruto (PIB), que había retrocedido en un dramático 6,4 por ciento en el primer trimestre, moderó el ritmo de su caída en los segundos tres meses, con una contracción de sólo un uno por ciento.


En su reciente informe, la Fed informó además sobre una creciente estabilidad en el país. Los precios inmobiliarios, cuya caída ocasionó la actual crisis, vuelven a subir en las zonas urbanas por primera vez en tres años. Y las Bolsas norteamericanas empiezan a recuperarse a un ritmo impresionante, impulsadas por mejores resultados trimestrales.


También los créditos vuelven a fluir. Nouriel Roubini considera sin embargo que todo eso no es motivo para descorchar ya las botellas de champán. “No veo mucho crecimiento en el futuro”, dijo hace poco el catedrático de Economía de la Universidad de Nueva York, uno de los pocos que advirtió temprano sobre la crisis.


En el mejor de los casos será una coyuntura de “baja circulación sanguínea”, con un crecimiento promedio de un uno por ciento en los próximos dos años. La Fed es más optimista y cuenta con un crecimiento de entre 2,1 y 3,3 por ciento en 2010. Roubini, en cambio, cree que los estadounidenses han “agotado” su nivel de consumo. Dos tercios de las actividades económicas de Estados Unidos dependen del consumo privado.


Ahora, amenazados por el desempleo y con casas que han perdido su valor, los norteamericanos han perdido su legendaria afición por comprar. La crisis ha dejado claro a los estadounidenses que su estilo de vida financiado con créditos de China tiene que llegar a su fin.


El país ha aprendido “lo importante que es no vivir sobre nuestras posibilidades, a nivel individual y como nación”, reconoció también hace poco el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, durante un foro de China y Estados Unidos. También varios expertos exigen desde hace tiempo que el país fortalezca el sector exportador como pilar económico y que los ciudadanos no sigan endeudándose hasta el cuello.


Obama intenta por su parte propagar un optimismo moderado. “Quizá seamos ahora testigos del comienzo del fin de esta recesión”, dijo el miércoles. Aunque, por otro lado, reconoció que eso no serviría de consuelo para muchos desempleados. “Sabemos que los tiempos difíciles no han terminado”, agregó.

Fuente: www.vanguardia.com.mx

Comentar

 

Archivo

“El Príncipe de las Letras Castellanas”. “Padre del Modernismo”
Rubén Darío.

NOTAM

L.N.Validos  JUL-20 L.N.Validos JUL-20 L.N.Validos JUL-20

AIC

A0072 GLIDE SLOP IMGA A0072 GLIDE SLOP IMGA A0072 GLIDE SLOP IMGA