Brasil festeja su milagro aeronáutico

Inicio » Noticias » Brasil festeja su milagro aeronáutico

Embraer, el fabricante brasileño de aviones, tercero del mundo tras Boeing y Airbus y símbolo del potencial del país en el mercado tecnológico, cumple 40 años. El mayor centro de investigaciones de alta tecnología de Sudamérica se encuentra en São José dos Campos, un municipio brasileño de 600.000 habitantes ubicado a cerca de cien kilómetros de São Paulo, la mayor ciudad del continente. Allí se encuentra la sede de una empresa emblemática del alto grado de desigualdad de Brasil: Embraer, que mañana cumple 40 años, es la tercera mayor vendedora de aviones del mundo.


En el ránking del número de aviones vendidos al año, actualmente queda solo detrás de la estadounidense Boeing, fundada en 1916, y de Airbus, que nació de un consorcio entre Alemania y Francia en 1970 para competir con la empresa de Estados Unidos. Pero lidera el mercado de jets comerciales de hasta 120 plazas, destinados a la aviación regional.


Para Embraer trabajan más de 17.300 personas y la cartera de pedidos es de cerca de 15.000 millones de euros. Aunque su plantilla es menor que Boeing, Airbus y su principal competencia, la canadiense Bombardier, lo que diferencia el caso de Embraer es el hecho de ser una empresa de un país en desarrollo que ha logrado expandir su negocio en un mercado de alta tecnología, dominado por compañías que le llevan muchas décadas y navegan por aguas mucho más seguras.


Embraer nació como una empresa mixta: el Gobierno brasileño tenía un 51% de las acciones. El objetivo era impulsar el desarrollo tecnológico en el país. Durante sus inicios y hasta finales de la década de 1980, el Ministerio de Aeronáutica de Brasil incentivó el crecimiento de la compañía, y a partir de 1981, Embraer integró programas internacionales para ampliar su acceso a nuevas tecnologías, por lo que empezó a afianzarse en el mercado internacional. Pero la reforma constitucional de 1988 y el plan de privatizaciones acabaron con las inversiones gubernamentales y, sumados a un proyecto fracasado, hicieron de los primeros años noventa un período preocupante.


El año 1994 supuso un punto de inflexión. La empresa pasó a manos de empresarios que aprendieron con el fracaso del proyecto Vector, un avión con las más avanzadas tecnologías pero a un coste demasiado alto. En la década siguiente, Embraer vendió más de 900 piezas de su EMB-145, un jet comercial de gran éxito que ayudó a la empresa brasileña no solo a entrar en el sector de aviones regionales, sino además alcanzar y superar en cuatro años a Bombardier, que hasta entonces dominaba el mercado. La competencia entre las dos empresas merece un capítulo aparte.


La tecnología desarrollada por Embraer y sus proveedores permitía que sus aviones pesasen dos toneladas menos que el modelo canadiense, lo que supone menos coste y más ahorro. Canadá acusó a Brasil de subvencionar a la empresa, y en respuesta el Gobierno brasileño hizo lo mismo.


El caso es considerado hoy una de las mayores contiendas de la Organización Mundial del Comercio y la crisis diplomática fue resuelta con un acuerdo entre ambas partes. Hoy, Embraer sigue rompiendo sus propios récords y solo mira hacia adelante: en el 2008, en plena crisis, vendió 204 jets , un 20% más que el año anterior.

Fuente: www.lavozdegalicia.es

Comentar

 

Archivo

sandino

Augusto Cesar Sandino, El General de Hombres Libres. Defensor de la Soberanía Nacional

NOTAM

NOTAM – C0104/17 NOTAM – C0104/17 MNPC.- 1711161930 / 1711162130 VOR/DME IDENTIFICACION PZA CANAL 76X FRECUNECIA 112.9...

AIC

AIC – A25-2017 AIC – A25-2017 A25-17 Alerta Fiebre Amarilla. A25-17 Alerta Fiebre Amarilla