Un país con excepcionales condiciones para el aviturismo

Inicio » Noticias » Un país con excepcionales condiciones para el aviturismo

Según los expertos, este es el país con mayor diversidad de aves en el mundo: 1.871 especies que vuelan por las tres cordilleras, los Andes centrales, los llanos orientales, el Caribe y la costa pacífica. Con la mejoría de la situación de seguridad, el aviturismo cobra cada vez más fuerza.


El país cuenta con 33 Áreas de Importancia para la Conservación de Aves (Aica), aunque según los expertos se pueden observar en todo el país.
 
“En Venezuela tenemos 1.600 especies de aves, pero es que ustedes tienen en todos los lados”, reconoce el venezolano David Ascanio, que estuvo en el primer Encuentro Internacional de Turismo de Observación de Aves, que se realizó esta semana en Manizales.


Solo ahí se reunieron doscientos amantes de las aves y conservacionistas. En el país son ya 1.500 las personas que hacen parte de la Red Nacional de Observadores de Aves, que tiene 22 clubes.


Los santuarios


Los pajareros dicen que en Colombia, cada rincón es la oportunidad de ver un ave única, pero tienen sus preferidos. Para Sergio Ocampo Tobón, presidente de la Red Nacional de Observadores de Aves de Colombia (Rnoa), el mejor es Río Blanco, a 3 kilómetros del casco urbano de Manizales.


En las casi 4 mil hectáreas de este lugar, una de las 600 áreas protegidas por la sociedad civil en el país, hay 362 especies de aves, de las cuales 30 son migratorias, 30 rapaces entre diurnas y nocturnas, 13 endémicas y 13 en peligro de extinción.


Según Ingrid Ayub Carboni, una costarricense experta en aviturismo, el lugar que “todos los pajareros deben visitar es la Sierra Nevada de Santa Marta”. Mientras allí se encuentran 22 aves endémicas (únicas en un lugar) en todo Costa Rica hay una sola.


Y es que el clímax de una jornada de avistamiento de aves es ubicar con los binoculares, aunque sea por unos segundos, una de estas especies únicas. “Eso no tiene precio para un ‘pajarero’ o un observador de aves”, dice Ayub.


Otras de las áreas apetecidas son la serranía del Perijá, ubicada en límites con Venezuela, e incluso la sabana de Bogotá, especialmente en la laguna de La Florida, donde hay tres especies endémicas.


Les siguen el cañón del río Alicante, en el Magdalena Medio; el Parque Nacional Natural Katios, en Chocó y Antioquia, y el Parque Nacional Natural Utría, en la costa pacífica.


Publicaciones


Parques Nacionales Naturales de Colombia publicó dos guías con 36 fotografías de los pájaros más representativos de los santuarios de fauna y flora de Iguaque, en Boyacá, y Los Flamencos, en la Guajira, dos lugares emblemáticos para los amantes del aviturismo.


En la de Iguaque, por ejemplo, aparece el abanico cariblanco, Golden-fronted Whitestart, un pájaro de 14 centímetros, endémico, cuya cola negra y larga lo diferencia de otras especies de su género.


El cardenal guajiro, ave insignia del desierto guajiro y totémica, animal sobrenatural de la cultura wayú, tiene un lugar destacado en la guía de Los Flamencos, declarado área de importancia para la conservación de aves.


“Es importante porque sin guías de aves no podemos tener una satisfacción completa porque se nos complica identificarlas. Una guía actualizada donde se incluyan las fotos de la mayor cantidad de pájaros posible del lugar donde estamos, es clave”, afirmó Ayub Carboni.


Y es que paradójicamente, en el país de las aves, como llama a Colombia el pajarero ecuatoriano Manuel Sánchez, no existe una guía actualizada de estos animales.


A Guide to the Bird of Colombia, de Steven Hilty, es la más reciente y fue publicada hace 23 años. “Le faltan más de 300 especies”, opinó Diego Calderón, ‘pajarero’ colombiano.


Este es apenas el comienzo. Durante el encuentro, los expertos colombianos hicieron contactos con otros del continente y ya están creando empresas basadas en el avistamiento de aves, porque sienten que es el mejor momento.
 
“Las condiciones de seguridad han mejorado y ahora podemos ir a lugares a los que antes no podíamos acceder”, afirmó Ascanio, el pajarero venezolano.

Fuente: www.caribbeannewsdigital.com

Comentar

 

Archivo

andres-castro

“La Batalla de San Jacinto”.
Andrés Castro, Héroe Nacional

NOTAM

NOTAM – A0098/17 NOTAM – A0098/17 MNMG.- 1708162000 / 1708162300 SISTEMA DE OBSERVACION METEOROLOGICA AUTOMATIZADO (AWOS)...

AIC

AIC – A23-2017 AIC – A23-2017 AIC – A23-2017 RTAs Diferencias declaradas. A23-17 RTAs Diferencias Declaradas