Protagonistas de la Aviación

Inicio » Noticias » Protagonistas de la Aviación

La hazaña de Parragué

Un día 18 de enero de 1926, cual moderno Cristóbal Colón, el piloto español Ramón Franco despegó desde el puerto de Palos en España con el propósito de cruzar el Océano Atlántico hasta Pernambuco en las costas de Brasil. Su avión era un flamante Dornier anfibio de dos motores y 450 HP cada uno, bautizado como Plus Ultra, que después de sortear múltiples dificultades coronó con éxito su empresa.


Para el capitán de la aviación chilena Roberto Parragué Singer, este vuelo realizado en un avión anfibio había constituido por muchos años fuente de inspiración, ya que consideraba que sería el material más indicado para unir por primera vez, por vía aérea, Chile continental con la Isla de Pascua. Un cuarto de siglo después de la hazaña del español Franco, el capitán Parragué pretende iniciar las rutas aéreas del Pacifico Sur.


Quizás fuera el destino o la simple casualidad, pero el caso es que exactamente el mismo día 18 de enero en que se iniciara el viaje de Franco, pero ahora en 1951, el avión Consolidated PBY 5A Catalina fue llevado al aeródromo La Florida en la ciudad de la Serena para iniciar una de las grandes hazañas de la aviación Chilena. El avión es bautizado con el nombre pascuense de Manu-Tara (“Pájaro de la Buena Suerte”), que es el nombre que dan los pascuenses a un ave que llega todos los años a anidar a la isla y que trae, según la mitología, alegría y prosperidad con su llegada.


Difícilmente pudo idearse un nombre más feliz para bautizar al Consolidated. Este avión, en el cual Parragué ya había efectuado vuelos hasta las islas San Felix y San Ambrosio, se encuentra preparado con combustible suficiente para 24 horas de vuelo y con víveres para 15 días, por si acaso. Ha sido un largo proceso el que los ha llevado hasta este punto, venciendo toda clase de dificultades y convenciendo a las autoridades de la época, incluido el mismo Presidente de la República, don Gabriel González Videla, quien se mostró muy interesado en la idea.


Ante una gran cantidad de personas emocionadas, el Manu-Tara despegó pesadamente desde la Serena a las 19:20 horas. Las condiciones meteorológicas no eran óptimas, ya que se preveía un viento en contra en la ruta lo que hizo estimar la duración del vuelo en 20 horas, y hay también nubosidad baja, la cual no constituye un gran problema mientras el avión pueda volar sobre ella, ya que la navegación será fundamentalmente astronómica. Pero, sin embargo, sí impedirá la visión directa de los barcos que se encuentran en la ruta y que se pensaban usar como una ayuda a la navegación, incluida entre éstos la fragata Covadonga, que ha sido enviada especialmente para este propósito.


Pero ese debía ser el día, no sólo porque ha sido un largo tiempo de preparación y la impaciencia apremia, sino también porque hay un incentivo extra como es el de ganarle la mano a una expedición australiana al mando del capitán Taylor, que pretende también el mismo logro como es el de abrir las rutas del Pacífico Sur.


Al inicio de la expedición, el Catalina voló a baja altitud hasta que cayó la noche, momento en el cual ascendió a 6000 pies cruzando la capa de nubes para no perder de vista las estrellas, ya que, como se ha dicho, la navegación será astronómica, complementada con radionavegación y utilizando además como referencia, ahora en la medida que las nubes lo permitan, a los buques que navegan en la ruta.


Pareciera que las cosas importantes casi nunca son fáciles, y es así como al empezar la travesía el equipo de radionavegación sufre un desperfecto que lo inutiliza, quedando la aventura sujeta sólo a la navegación astronómica, ya que además la tripulación comprueba que las nubes bajas, que en el primer tramo dejaban ver a ratos el océano, ahora se presentan como una alfombra compacta que no permite tampoco la visión de los buques.



Después de su histórico vuelo a isla de pascua, el comandante Parragué abrió la ruta a la lejana Tahití, en 1965. En la foto, despedida en los cerrillos.
El Manu-Tara, volando hacia el oeste pasa una larga noche sin mayores sobresaltos y su fe en el buen éxito de la aventura se refuerza cuando al amanecer del día 20 pasan volando sobre la fragata Covadonga, a la que no pueden ver por el manto nuboso pero que sin embargo merced a sus potentes focos dirigidos hacia las nubes se hace notar.


Están en ruta habiendo recorrido ya 1700 millas y Rapa Nui adelante. La tripulación espera impaciente la salida del sol, que al aparecer muestra de vez en cuando el azul intenso del mar. El Manu-Tara desciende para continuar ahora a sólo 600 pies de altitud bajo las nubes y entre uno que otro chubasco. Los cálculos de Parragué indican que a las 13:30 horas deberá avistar la isla. Su gran meticulosidad se ve premiada cuando exactamente a las 13:33 logra avistar la cima del volcán Rano Kao.


Se ha preparado con antelación una pista de aterrizaje que es gloriosamente inaugurada por el Manu-Tara a las 14 :14 horas del 20 de enero de 1951, después de volar durante 18 horas y 54 minutos, hace ya lejanos 50 años.


El país entero se emociona con la hazaña y la prensa de la época no escatima elogios para toda la tripulación, destacándose nítidamente entre ellos la figura del capitán Parragué quien ha sido el alma y motor de la hazaña. Años después el mismo Parragué, en otro Catalina, realizó varios vuelos a la isla Robinson Crusoe llevando como tercer piloto a nuestro amigo don Hugo Marín, quien tuvo el privilegio de volar con tan insigne aviador y quien con sus conocimientos y recuerdos, prestó valiosa colaboración para este artículo.


En su carrera militar Parragué alcanzaría el grado de Coronel, pero el Congreso de Chile, en reconocimiento a su acción lo nombra posteriormente, estando ya en retiro, General de Brigada Aérea.

Fuente: www.tobalabaereo.cl

Comentar

 

Archivo

“El Príncipe de las Letras Castellanas”. “Padre del Modernismo”
Rubén Darío.

NOTAM

NOTAM – A0088/18 NOTAM – A0088/18 MNMG.- 1808161400/1808162300 ILS/DME LOCALIZADOR IDENTIFICACION IMGA FRECUENCIA...

AIC

AIC – C2-2018 AIC – C2-2018 AIC – C2-2018 OPS Y MANT. DE ACFT AGRICOLAS. C2-18 OPS Y MANT. DE ACFT AGRICOLAS