Las remesas hacia Latinoamérica sentirán el golpe de la crisis

Inicio » Noticias » Las remesas hacia Latinoamérica sentirán el golpe de la crisis

La desaceleración del crecimiento global y, sobre todo, el descenso económico en los Estados Unidos están comenzando a tener impacto en los flujos de remesas de trabajadores que son tan críticas para muchas economías latinoamericanas. Con las perspectivas del crecimiento del PIB en Estados Unidos atenuándose a la luz de la severa crisis financiera y del colapso de la vivienda y del crédito, el valor de remesas a la región sin duda declinará.


Según estimaciones del fondo de inversión multilateral del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las remesas totales de migrantes crecerán en un ritmo extremadamente lento este año, de hecho, el más lento desde que el BID comenzó a monitorear tales flujos en 2000.


El banco pronostica que los envíos serán de US$ 67.500 millones, un aumento nominal de apenas 1,5% sobre los US$ 66.500 millones enviados en 2007. Si se ajusta por inflación, esto representa una contracción de 1,7%. En comparación, tales transferencias anotaron un aumento nominal de 7,3% en 2007 sobre 2006 (con US$ 62.000 millones en remesas en este año), y crecimiento de dos dígitos en todos los años anteriores esta década.


Las remesas ya se han contraído seriamente en México este año, el principal destino de tales envíos en América Latina. El banco central del país divulgó que las remesas comenzaron a contraerse a comienzos de este año, y recientemente reveló que cayeron 12,2% (a US$1.900 millones) en agosto respecto de igual mes del año pasado, la mayor caída de la que haya registro.


En total, las remesas declinaron poco más de 4% en el período de enero-agosto comparado con los mismos ocho meses en 2007. Las remesas son la segunda mayor fuente de renta extranjera para México después de las exportaciones de petróleo, y casi alcanzaron los US$ 24.000 millones en 2007.


El crecimiento en las transferencias a Brasil ya había comenzado a mostrar signos de desaceleración en 2007. Guatemala y El Salvador informaron de declinaciones más recientemente, en agosto. Para los dos últimos este evento es muy serio, pues las remesas representan 12% y 18% de su PIB, respectivamente. Desempeño mixto Sin embargo, el funcionamiento de las transferencias familiares ha variado a lo largo de la región. Perú, Jamaica y República Dominicana han divulgado flujos entrantes constantes o crecientes en los primeros seis meses de este año.


Esto refleja, en parte, los sectores de las economías estadounidense y española (las dos fuentes principales de remesas) en las que los migrantes tienden a trabajar. Mientras que los migrantes mexicanos sin educación tienden a trabajar en la construcción o a involucrarse en otros tipos de trabajos manuales, los jamaicanos y dominicanos se concentran en sectores de servicios que han sido menos afectados por pérdidas de empleo en Estados Unidos.


Por ejemplo, el banco central de Jamaica informa que durante los primeros seis meses de 2008 las remesas totales sumaron US$ 1.030 millones, un aumento de 11,5% en doce meses. Las remesas en 2007 subieron 11% anual, de US$ 1.800 millones en 2006 a unos US$ 2.000 millones en 2007.


Las remesas a Perú en el primer semestre del año fueron de US$ 1.200 millones, un aumento de 20% en el año, según el banco central de ese país. En 2007, las remesas subieron en 16% anual a US$ 2.100 millones. Otros factores que afectan el valor de las remesas en América Latina han sido la mayor inflación en los países receptores, principalmente resultado de precios crecientes de alimentos y combustibles; un dólar más débil, en particular en los países donde la moneda local se ha apreciado contra la estadounidense; medidas más restrictivas contra la inmigración ilegal (algo que afecta sobre todo a mexicanos); y la mejora en las oportunidades económicas en los países de origen de los migrantes, un factor importante en el caso de Brasil.


Remesas y desarrollo


A pesar de la desaceleración en el crecimiento de las remesas, esta fuente de moneda extranjera sigue siendo más importante para muchas economías en la región que flujos como el de la inversión directa y la asistencia extranjera para el desarrollo, dice el BID. También es una línea vital clave para millones de familias más pobres. Más aún, varios estudios han demostrado que estas transferencias se están convirtiendo en un motor de crecimiento y desarrollo en muchas economías latinoamericanas, con su uso comenzando a ir más allá de los costos del día a día. De hecho, las remesas se están utilizando cada vez más para pagar préstamos para la vivienda, para comenzar pequeñas empresas y para abrir cuentas de ahorro en los bancos.


Por esta razón, el estancamiento de remesas, que se suma a las expectativas de una actividad económica más lenta en muchos países en 2008 y 2009, podría golpear con dureza a sectores vulnerables de la población y al mismo tiempo echar atrás avances nacientes hacia el desarrollo.


El BID estima que casi tres cuartos de todas las remesas enviadas a América Latina se originan en Estados Unidos (más de US$ 45.000 millones en 2006), con Europa occidental, especialmente España (con unos US$ 5.000 millones), Italia, Portugal y el Reino Unido dando cuenta de un 15% más. Otros flujos notables vienen de Japón y de Canadá. El crecimiento de dos dígitos en las remesas en los años previos a 2007 también refleja la subestimación previa de estos flujos.


La Economist Intelligence Unit pronostica que las remesas a la mayoría de los países latinoamericanos aumentarán en 2008, aunque a un paso más lento (véase la tabla). Sólo un puñado de países experimentará una contracción real este año. Las perspectivas se deteriorarán el próximo año, sin embargo, para cuando esperamos con una desaceleración más severa, e incluso una contracción, en algunos países.

Fuente: www.df.cl

Comentar

 

Archivo

sandino

Augusto Cesar Sandino, El General de Hombres Libres. Defensor de la Soberanía Nacional

NOTAM

NOTAM – C0106/17 NOTAM – C0106/17 MNBL.- 1711221530 / 1711231830 DESDE LAS 1530 HASTA LAS 1830 UTC VOR/DME...

AIC

AIC – A25-2017 AIC – A25-2017 A25-17 Alerta Fiebre Amarilla. A25-17 Alerta Fiebre Amarilla