Con medio centenar de nuevas rutas, menú del transporte aéreo en Colombia es ahora más atractivo

Inicio » Noticias » Con medio centenar de nuevas rutas, menú del transporte aéreo en Colombia es ahora más atractivo

El Camilo Daza, de Cúcuta, será uno de los aeropuertos del oriente colombiano que se modernizarán en los próximos años.
Tras la decisión del Gobierno Nacional de ampliar las rutas, saltaron al ruedo nuevos jugadores que han puesto a competir a los tradicionales.


Entre los nuevos está la colombiana Easy Fly, que promueve viajes entre Bogotá e Ibagué, en plena temporada alta, a 110.000 pesos ida y vuelta, impuestos incluidos.


“La mayor oferta ha hecho que se racionalicen las tarifas”, cuenta Jhon Jairo Valencia, gerente de la agencia de viajes Turquí, enfocada en el turismo ecológico del Pacífico. “Estoy vendiendo pasajes a 80.000 pesos, cuando antes valían 180.000”, sostiene.


Según él, las económicas tarifas de lanzamiento de Easy Fly han dinamizado todos los vuelos al Eje Cafetero desde Bogotá, que su compañía no movía mucho. La empresa de Alfonso Ávila, también fundador de Aerorepública, ofrece el trayecto a 90.000 pesos.


Avianca tiene la misma promoción, vigente entre el 8 y el 30 de abril.


Como la Aerocivil rompió el piso tarifario a finales del año pasado, las aerolíneas ahora pueden, por ejemplo, vender a mitad de precio las sillas que les queden disponibles poco antes de cerrar sus vuelos.


El dinamismo del sector es tal que ya existen rutas tan exóticas como Pereira-Shanghai (China) con un solo tiquete, un solo chequeo de equipaje y un solo valor. Esto, gracias a un reciente acuerdo entre Aerorepública, Copa y KLM-Air France, que les abre la posibilidad a los colombianos de viajar a más de 200 destinos en todo el mundo.


“Es un hecho histórico. Un pasajero puede salir desde cualquier ciudad intermedia, como Cali, Barranquilla, Pereira, Cúcuta o Santa Marta, sin pasar por Bogotá. Va directo a Panamá, donde se conecta a Amsterdam y de allí a cualquier destino de África, Europa o Asia”, afirma el presidente de Aerorepública, Roberto Junguito.


Las cifras oficiales empiezan a reflejar el auge de la aviación comercial. En Semana Santa, por ejemplo, el incremento de pasajeros internacionales en relación con el mismo período del 2007 fue del 9 por ciento. Los nacionales aumentaron 4 por ciento.


Al menos parte de la caída en la movilización de automotores durante la Semana Mayor, estimada en 8 por ciento por la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, podría atribuírsele al buen momento del transporte aéreo.


No obstante, la tendencia al crecimiento de este sector no es del todo nueva. Avianca y Sam, por ejemplo, movilizaron a 5’074.379 viajeros dentro del país el año pasado, lo que significó un incremento de 10,3 por ciento con respecto al 2006.


La compañía del brasileño Germán Efromovich aumentó en 23 por ciento el número de vuelos entre las principales ciudades del país, y entre estas y Bogotá. De 659 vuelos semanales en el 2006 pasó a 808 en el 2007, como resultado de la apertura de los enlaces Barranquilla-Cali, Barranquilla-Bogotá y Popayán-Bogotá, y del incremento en las frecuencias desde y hacia San Andrés, Barranquilla y Bucaramanga, entre otras.


Pero no solo se han fortalecido y diversificado las rutas turísticas y las troncales (entre capitales), sino también -y quizá más que las otras dos grandes líneas de negocio del mercado doméstico- las regionales, que comunican con destinos como Nuquí, Bahía Solano y Capurganá, por las que compiten compañías como Searca, Nacional de Aviación, ADA (Aerolíneas de Antioquia) y, en muchos casos, la estatal Satena.


A pesar del intenso movimiento del sector, hay algunos pesimistas que consideran que las expectativas de las aerolíneas son más grandes que su capacidad y por eso, argumentan, algunas rutas que fueron asignadas no se han puesto en marcha. Al respecto, las empresas transportadoras aseguran que antes de seis meses estarán operándolas todas.


Cuatro consejos para que sus vuelos le salgan un poco más económicos


El valor de un pasaje puede hasta duplicarse en virtud de la hora de vuelo. Por ejemplo, viajar a Medellín con Aires a las 11:35 de la mañana, para volver a la 1:25 de la tarde, cuesta 452.636 pesos.


Pero si quiere irse temprano, hacia las 6 de la mañana, y regresar más tarde, a las 4:50 de la tarde, deberá pagar 545.436 pesos.


Piérdale el miedo a Internet. Con el ánimo de descongestionar sus mostradores, las aerolíneas ofrecen descuentos de 10 por ciento o más para compras en la red. Incluso puede ‘prechequearse’.


El tiempo es oro. Reservar y pagar con suficiente anterioridad al viaje, sobre todo si este es en temporada alta, le permite conseguir lugar en las clases más económicas. Dos meses antes es un buen mínimo. Analice la temporada. Es más barato en la media y en la baja.


Consulte varios horarios, clases y aerolíneas, así como la publicidad en los diferentes medios de comunicación. Compare. Si lo prefiere, busque la asesoría de una agencia de viajes. Estas pueden acceder a las plataformas mundiales de consulta Amadeus y Sabre.


Aviones no compiten con los buses
Las tarifas áreas, el arma del momento para pelearse el mercado, aún no son lo suficientemente bajas para competir con las terrestres.


Ni Aires, que esta semana lanzó una agresiva oferta de tiquetes a 1.000 pesos para destinos como Armenia, Ibagué, Neiva, Popayán y Quibdó, desde Bogotá, puede poner sus pasajes por debajo de lo que cobran los buses, pues al valor básico debe sumarle los impuestos, la tasa aeroportuaria y los cargos de combustible y administrativos.


Para dar solamente un ejemplo, en la ruta Bogotá Ibagué-Bogotá Aires ofrece la tarifa más baja: 242.196 pesos, impuestos incluidos (su promoción establece que solamente la ida o la vuelta se cobrará a 1.000 pesos). Ese mismo viaje por carretera vale 44.000 pesos en vehículo “de lujo” y 30.000 en ordinario.


Bogotá-Bucaramanga (9 de la mañana) cuesta 265.000 por Aires, y regreso 317.000 pesos y por Avianca vale 248.000 ida y regreso. Los impuestos son de alrededor de 122.000 pesos de ida y el mismo monto de regreso. Por tierra vale la más costosa 48.000 pesos.


Remodelarán otros seis aeropuertos


Tras las concesiones para la remodelación del Aeropuerto Internacional Eldorado, de Bogotá, y de seis aeropuertos del occidente (esta última ganada por un consorcio colombo -chino), el Gobierno ya inició los estudios con miras a abrir una licitación para modernizar también los del oriente del país.


De cumplirse el cronograma planteado, en un año podrían estar disponibles los pliegos para licitar la remodelación de las terminales Palonegro, de Bucaramanga; Camilo Daza, de Cúcuta; Alfonso López, de Valledupar; Simón Bolívar, de Santa Marta; Yariguíes, de Barrancabermeja, y Almirante Padilla, de Riohacha.


Pereira-Shanghai, con un solo tiquete y un solo ‘check-in’
La aerolínea holandesa KLM iniciará la operación de tres vuelos directos por semana (miércoles, viernes y domingos) entre Panamá y Amsterdam, uno de los más importantes centros de conexiones aéreas internacionales.


Esta novedad les dará a los usuarios de Aerorepública y Copa la posibilidad de viajar desde Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena, Bucaramanga, San Andrés y próximamente Barranquilla y Pereira hacia el resto del mundo, vía el aeropuerto Tocumen de Panamá, conocido como el ‘Hub de Las Américas’.


La red de vuelos de Copa y Aerorepública hacia Panamá desde las diferentes ciudades colombianas permitirá hacer transferencia con el vuelo 758 de KLM, que sale de Panamá a las 7:35 de la noche y llega a Amsterdam a la 1:10 de la tarde del día siguiente.


De regreso, el vuelo 757 de la aerolínea bandera de los Países Bajos parte de Amsterdam a la 1:30 de la tarde y llega al aeropuerto Tocumen a las 5:40 de la tarde.


Vendría española de bajo costo


Según reveló ayer el diario ABC, la aerolínea española Gadair European Airlines -respaldada por la Generalitat de Cataluña en una puja por su competidora Spanair- también quiere aterrizar en Colombia. Esta compañía de bajo costo se inició volando a países como Camerún, Gabón y Bahrein. Hoy es la accionista mayoritaria de Ecuatoriana Plus y de Nicaragua Líneas Aéreas (51 por ciento de participación), la aerolínea bandera del país centroamericano.


Gadair mantiene una oferta de de 450 millones de euros por Spanair, propiedad de SAS.


En las próximas semanas podría empezar a operar en el país otra línea económica, la estadounidense Spirit Airlines, que volaría a Miami y Nueva York.

Fuente: www.eltiempo.com

Comentar

 

Archivo

ruben-dario

“El Príncipe de las Letras Castellanas”. “Padre del Modernismo”
Rubén Darío.

NOTAM

NOTAM – A0098/17 NOTAM – A0098/17 MNMG.- 1708162000 / 1708162300 SISTEMA DE OBSERVACION METEOROLOGICA AUTOMATIZADO (AWOS)...

AIC

AIC – A23-2017 AIC – A23-2017 AIC – A23-2017 RTAs Diferencias declaradas. A23-17 RTAs Diferencias Declaradas